Slide background
Slide background
Slide background
Slide background

     El Perdón de Asís de la Porcíncula de Santa María de los Ángeles

En Santa Anita los días 1 y 2 de agosto  la comunidad parroquial y la familia franciscana celebra “El Perdón de Asís”. Ya que nuestro pueblo está bajo a la custodia espiritual de los frailes franciscanos, compartimos enseguida un poco sobre esta celebración.

Historia

San Francisco de Asís después de haber tenido una visión mientras se hallaba en oración en la pequeña iglesia de la Porciúncula. Apareciéndosele Jesús en su gloria, con la Virgen María a su derecha y muchos ángeles a su alrededor, le dijo que expresara un deseo, y Francisco imploró un “perdón amplio y generoso” para todos aquellos que, “arrepentidos y confesados”, visitaran aquella iglesia. Recibida la aprobación pontificia por el Papa Honorio III en el año 1216, el santo no esperó ningún documento escrito, sino que corrió a Asís y, al llegar a la Porciúncula, anunció la gran noticia: “Hermanos míos, ¡quiero enviaros a todos al paraíso!”. A partir de entonces, desde el mediodía del 1 de agosto hasta la medianoche del 2, se puede lucrar, con las condiciones habituales, la indulgencia plenaria también por los difuntos, visitando una iglesia parroquial o franciscana.

Indulgencia 

Para ganar esta indulgencia, que es el perdón del castigo temporal por los pecados confesados y perdonas por el sacerdote, es necesario tener estas tres condiciones:

Visitar el santuario de La Porciúncula en Asís o cualquier iglesia franciscana.

Acercarse al sacramento de la reconciliación, comulgar y orar el Credo, un Padre Nuestro y un Ave María por las intenciones del Santo Padre.

 Rechazar el pecado