Slide background
Slide background
Slide background
Slide background

Día de San Antonio de Padua

En Santa Anita el día de San Anonio de Padua es día de fiesta.

Esta tradición tiene su origen por uno de los muchos prodigios atribuidos a San Antonio de Padua. Un niño, dejado sólo cerca de un recipiente lleno de agua, cayó dentro y se ahogó. La madre, desesperada, recurrió a su fe al santo e hizo el voto de dar a los pobres tanto trigo como pesaba su hijito, si el niño resucitaba. Y así fue. Nació entonces la devoción llamada “pondus pueri”, el peso del niño, con fines benéficos.

Los padres prometían a San Antonio tanto pan como el peso de sus hijos, para que los protegiera de las epidemias y de otros males. La pía práctica, disminuyó en la edad media y después desapareció.

Debido a que Santa Anita está dentro de una parroquia franciscana, al pueblo desde los primeros años se le enseñó la vida de este santo franciscano, para que pusieran en práctica su ejemplo de amor y servicio por los más necesitados.

Es así como esta tradición subsiste en Santa Anita hasta nuestros días, las personas a ejemplo del santo comparten su pan con lo que se acercan a sus casas a pedir algo para comer.  Pidiéndole a san Antonio que, como con aquella señora y su hijo, interceda por ellos ante Dios para estar protegidos de cualquier mal espiritual y corporal.

Desde el mediodía las familias comienzan a ofrecer los alimentos, la gente se acerca y se les sirve un plato para que puedan comer. Sin duda los que más gustan de esta tradición son los más pequeños que van de una casa a otra pidiendo su “San Antonio”.

La comida que se ofrecen, según las posibilidades de la familia, va desde el pepian, mole, arroz, atole, tamales, lonches, pan, galletas, etc.

Día de San Antonio 2016, Santa Anita, Jal.